Angelina Jolie

Entrevistas


Me siento halagada si alguien me compara con Jodie Foster


Tras su divorcio y con el éxito de «Tomb Rider» aún caliente, Angelina Jolie vuelve con un thriller en el que da vida a una policía del FBI experta en asesinos en serie
«No puedo entregarme a un hombre porque no lo querría junto a mi hjo»


Angelina Jolie ha cambiado. Su separación del actor Billy Bob Thornton y la adopción de su hijo Maddox la han transformado en una mujer distinta. La sonrisa ilumina su rostro cuando habla de su pequeño, con quien vive en una casa de la campiña inglesa, cuando comenta su afición por pilotar o su colaboración con la ONU. Todo mientras avanza en su carrera como actriz, que sube otro peldaño Vidas ajenas , del director D.?J. Caruso, un apasionante psicothriller en el que comparte protagonismo con Ethan Hawke, Olivier Martínez y Kiefer Sutherland y que se estrena hoy en España.

- «Vidas ajenas» es un thiller psicológico. ¿Qué es lo que le empujó a aceptar el papel?

-En Hollywood es difícil encontrar un buen guión, y me pareció que era una película única en su género, una historia sorprendente. Por eso decidí participar.

-¿Es cierto que se inspiró en Clint Eastwood?

-Sí. Me pareció divertido interpretar una parte de mi personaje como un hombre y otra como una mujer muy femenina, muy vulnerable.

-Encarna a una experta del FBI en asesinos en serie. ¿Su papel tiene algo de Jodie Foster en «El silencio de los corderos»?

-Vi esa película hace muchos años y tal vez haya incorporado de forma inconsciente algún elemento de aquella interpretación. Me siento halagada si alguien me comparara con ella, porque Jodie está soberbia en ese trabajo.

-¿Es cierto que desarrolló una amistad especial con Ethan Hawke durante el rodaje?

-Ethan es maravilloso, un hombre muy sexy que además está genial en la película. Creo que es un gran actor. Es difícil verle en un personaje de este estilo. Somos muy amigos y los dos disfrutamos de la compañía de nuestros hijos en el rodaje, pero no hubo nada más.

-¿Porqué su personaje, Illeana Scott, lleva un anillo de casada siendo una mujer soltera?

-Quiere dejar claro que no desea que nadie se acerque a ella, no quiere ningún tipo de relación. Pero es algo frecuente en la vida real. Tengo muchas amigas que no están casadas y llevan alianzas de matrimonio por la misma razón.

-La mayor parte de su tiempo libre lo dedica a su hijo Maddox y a Naciones Unidas.

-Creo que es muy difícil ser sólo actriz en la vida, porque es tener una existencia inocua. He tenido mucha suerte, porque me fascina viajar y ser embajadora de Naciones Unidas. Me permite desarrollar mis sueños. Ahora siento que tengo una vida llena como persona, hago cosas que dan sentido a mi existencia. Además, mi hijo es divertido, maravilloso y me encanta ser madre.

-¿Porque está sacando la licencia de piloto?

-Mi objetivo es ayudar a mover gente de un sitio a otro, llevar comida a lugares donde se necesita, ayudar de la mejor manera posible. Y creo que tengo habilidad para pilotar.

-¿Se va a convertir en piloto de Cruz Roja?

-Quiero ser un piloto de ayuda humanitaria, sí, pero además me encanta volar. Tener la libertad de pilotar tu propio avión es algo que suena muy bien.

-No debe ser fácil saltar de una labor como esa a un rodaje.

-Lo es y no lo es. No veo a Hollywood como un mundo superficial y raro sólo pendiente de hacer películas. A mí me permite trabajar con Ethan, con David Caruso, con gente maravillosa con la que hablo de historias, de personajes, de guiones, con la comparto momentos inolvidables.

 

Angelina Jolie y Billy Bob Thornton, se separan

 

La última crisis de Hollywood: Angelina Jolie y Billy Bob Thornton, se separan Angelina Jolie, ganadora de un Oscar a la mejor actriz secundaria, confirmó los rumores que, desde hace meses, acompañaban a su matrimonio y reconoció que se separó temporalmente del actor Billy Bob Thornton. En una entrevista concedida a la revista «US Weekly», que será publicada en el número del 5 de agosto, Jolie explicó que, tanto ella como su esposo, viven en distintos hoteles desde hace cuatro meses, y que ni siquiera se han visto desde el pasado 3 de junio, aunque especificó que de momento no se han divorciado. «Estoy enfadada y estoy triste. Es un momento difícil», señaló Jolie, que apuntó que, mientras Thornton está centrado en «su música y su carrera, yo estoy centrada en mi bebé» (en referencia al niño camboyano de 11 meses que adoptó en mayo).Angelina Jolie, de 27 años, y Billy Bob Thornton, de 46, se conocieron hace tres años mientras rodaban juntos la película «Pushing Tin» y se casaron en Las Vegas en mayo del 2000. Esta era la segunda boda para Jolie y la quinta para el polifacético Thornton, que, además de actor, es músico, director de cine y escritor.

Sin confrontaciones

En la entrevista, Angelina Jolie, hija del también actor Jon Voight, aseguró que no desea emprender una «guerra de acusaciones» con el actor. «No quiero atacarle públicamente», indicó la actriz. Angelina Jolie es embajadora de la Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), una labor que, según admitió, le ha cambiado la vida, pero Thornton ha declinado hasta ahora acompañarla en alguno de sus viajes. Entre sus películas destacan: «Inocencia interrumpida», con la que consiguió el Oscar a la mejor actriz de reparto en el 2000, «Lara Croft» y «Pecado original», junto a Antonio Banderas. La carrera de Thornton es más inclasificable. Rodó «Monster´s Ball», por la que la actriz negra Halle Berry logró el Oscar este año, «Todos los caballos bellos», interpretada por la española Penélope Cruz y Matt Damond. Además, grabó recientemente el disco de country «Private Radio».

 

 

Del mundo virtual al celuloide..., ella lo hace posible

 

Retándose a sí misma una vez más, Angelina Jolie estrena "Tomb Raider", un film donde da vida a una mujer llena de energía, un espíritu libre que va a colocar a la hija de Jon Voight en las pantallas del mundo entero convertida en la nueva heroína de acción. A Angelina no le importó la silueta de sus pechos, pero disfrutó de los momentos de peligro que Lara le brindó y, ahora, enamorada de la vida gracias a Billy Bob Thornton, la actriz piensa si es lo adecuado tomarse un descanso en su trabajo y dedicarse a sus motivaciones personales en un momento tan intenso en su vida. Vestida como si todavía estuviera interpretando a Lara, con una ajustada camiseta blanca y unos pantalones deportivos, Jolie llega acompañada de su padre, quien la espera como un guardaespaldas a la puerta de la habitación del hotel, un gran detalle de un gran actor que obliga a la actriz a reconocer que la familia es lo más importante en su vida.

¿Se considera una niña mimada de Hollywood?
No, no creo que esté mimada. Estoy muy agradecida por todo lo que tengo, y lo aprecio mucho, pero no necesito que me mimen. Me considero muy afortunada porque tengo muchas cosas, pero sobre todo por mi maravillosa familia.

¿Cree que están de moda las mujeres en las películas de acción?
Todas las películas son diferentes, creo que las actrices que han hecho "Tigre y Dragón" o "Alien" o cualquier película de acción, merecen respeto, para mí es un honor estar entre ellas, pero Lara es distinta, es una mujer que disfruta su trabajo, que como actriz no me pone en ninguna situación incómoda, una mujer extremadamente feliz incluso en las situaciones de peligro. Lo que las chicas de "Tigre y Dragón" hicieron fue tan increíble que una como actriz no puede competir con ello, son bellas y estaban preparadísimas físicamente. Nosotros tratamos de conseguir el mejor resultado en un film que está basado en un videojuego muy famoso. En "Tomb Raider" hice todas mis escenas de acción porque queríamos que pareciera real, algo que la gente pueda ver y les dé que pensar. Si hubiera practicado lo suficiente estoy segura que hubiera podido hacer lo mismo que las actrices de "Tigre y Dragón".

¿Se lesionó en algún momento rodando "Tomb Raider"?
Sí, me rompí un dedo y me lesioné un tobillo, estuve de baja algunos días, caminando en cabestrillo, pero hice mucha terapia para estar en forma y seguir rodando. Al final acabé agotada.

¿El hecho de que Lara Croft sea un modelo de mujer muy especial hizo que usted se decidiera a interpretar este film?
No, muchas personas todavía se asombrarán de los pechos que luzco en la película, pero la gente debería mirar mas allá y crecer un poco, no quedarse sólo con eso. La verdad es que sí, para mí ella tiene cerebro y... tetas, pero luego también tiene otras cosas. La primera vez que me hablaron de Lara me pareció una locura y dije que no, que no lo quería hacer. Luego conocí al director, hablamos, aprendí las cualidades de Lara, los diferentes países que iba a visitar y me gustó el reto, pensé en el tipo de mujer que era y me interesó. No quisimos robarle nada de su personalidad como mujer, pero tampoco quisimos llegar al extremo del juego.

¿Le gustó trabajar junto a su padre?
Fue maravilloso, algo realmente genial, un momento muy especial para mí. Todos nosotros hemos perdido a alguien especial en nuestras vidas y hemos deseado recuperar el tiempo perdido para decir algo que dejamos de decir a esa persona. Nos preguntamos qué sentirán por nosotros, por todas esas razones fue un momento muy especial para mí. Fue muy importante ver a mi padre emocionado... me dieron ganas de preguntarle "he tomado extrañas decisiones en mi vida y esto es en lo que me he convertido, ¿qué piensas?".

En este film ofrece un aspecto distinto, parece más fuerte... debe haber sido un gran reto para usted...
Me he dado cuenta de que hay un mundo mucho más grande ahí fuera, que Hollywood es un lugar minúsculo y que hacer películas no es lo realmente importante en mi vida. Muchas veces nos quedamos atascados en nuestras vidas, nos viene grande la vida, afortunadamente yo me he encontrado con mi mejor amigo en mi camino y puedo centrarme en amarle a él y a sus hijos. Desde ahí puedo aprender qué es lo que sucede en el mundo y traer algo de todo eso a mis películas. Me gusta contar historias y conectar con la gente, me gusta compartir, por eso hice esta película. Creo que he crecido.

De todas las verdades a medias que se han dicho sobre usted ¿hay alguna que le haya irritado más que las otras?
No, pero toda la historia que se creó sobre mi hermano y yo no sólo era ridícula y nadie se la creyó, sino que creó distancia entre nosotros dos. Me preocupa ver cómo esto nos ha podido afectar, que es lo que realmente me importa. Mi marido y yo, pese a lo que digan, somos grandes amigos y aunque suene raro, nos queremos por encima de todo. Mi responsabilidad es ser honesta, mostrar cómo soy, no cambiar, porque hago un gran esfuerzo por seguir siendo yo, a pesar de las cosas que se dicen de mí.

 

 

La embajadora de buena voluntad estuvo en Quito


de la actriz de cine Angelina Jolie se sabía casi todo. Por ejemplo, de su adrenalina necesaria para que a sus 26 años ya haya ganado un Oscar por "Inocencia Interrumpida", un Emmy y un Globo de Oro por "Wallace" y "Gia" –todos filmes dramáticos que le dieron una merecida fama como actriz seria- que, en Tomb Raider se sumergió en el mundo de las superproducciones y los récords de taquilla. Y que en su vida personal, ha provocado toda suerte de controversias, entre otras cosas por su matrimonio con el actor y director Billy Bob Thornton, 20 años mayor que ella, padre de tres hijos, con cuatro matrimonios a cuestas y con quien recientemente adoptó una niña vietnamita de 9 meses de edad. De ella se ha escuchado hasta el cansancio sobre su confesada bisexualidad, su obsesión con la muerte, sus múltiples tatuajes, su colección de cuchillos, sus tendencias sadomasoquistas, del frasquito con la sangre de Thornton que cuelga de su cuello y de una inusual relación inusual con su hermano Jamie Haven. También de su belleza espléndida, exuberante y de sensualidad a todas luces. Sin embargo pocos han tenido acceso a su realidad más interna, a la Angelina Jolie de todos los días. "Cosas" estuvo con ella en exclusiva en su reciente visita al país.

En su rol de embajadora de buena voluntad

Llegó a Quito la noche del jueves 6 de junio, en el vuelo comercial de American Airlines, procedente de Los Angeles. Cuatro días viajó por entre las provincias de Imbabura y Sucumbíos cerca de la frontera norte del país cumpliendo con su otro rol: Embajadora de Buena Voluntad del Alto Comisionado para Refugiados de las Naciones Unidas, un rol que ella eligió y que desempeña desde hace dos años y al que el último tiempo le ha dedicado gran parte de su tiempo. En declaraciones posteriores a su visita, la actriz comentó haber conversado largamente con colombianos que huyeron del conflicto armado desde ese país, y afirmó que las historias contadas por los refugiados colombianos se colocan entre las más violentas que ha escuchado en sus diferentes visitas a campos de refugiados alrededor del mundo.

Con este panorama en mente, la mañana del lunes regresó a Quito para tomar su vuelo de retorno a Los Angeles, en el aeropuerto la esperaba "Cosas" cámara en mano. Vestía botas negras de montaña, pantalón y blusa de lino, bajo la cual descubrimos luego portaba una t-shirt de las Naciones Unidas, casi sin maquillaje y con el pelo aún húmedo parecía todavía más joven de lo que es. Impresiona sí la mirada firme y sostenida que mantiene cuando escucha a su interlocutor. Es bella y sensual, qué duda cabe, no obstante proyecta una imagen de sencillez e inocencia que atrae.

Cuarenta y cinco minutos antes de su vuelo se presentó al counter de Bussines Class de American Airlines, acompañada por dos miembros del Acnur, fue cuando nos acercamos a ella con nuestra edición de "Cosas" 89 en la que ella fue portada, sonrió y en su rostro notamos una mezcla de emoción, sorpresa y curiosidad, la tomó para ojearla, se detuvo largamente en su artículo de cuatro páginas, al tiempo que recordaba su permanencia en Camboya, lugar donde se realizó el rodaje de "Tomb Raider", tema principal de la entrevista publicada en esa edición. "Conocí a los camboyanos, gente tan hermosa que , a pesar de todo lo que han sufrido, son muy generosos, buenos, me sentí honrada de estar allí", nos dice. Con amabilidad autografió la portada para nuestros lectores, "With love", escribió con su propio esferográfico. Los pasajeros notaron su presencia y dedicó algunos autógrafos a quienes se los solicitaron. Víctor, el maletero de American Airlines, también obtuvo su codiciado autógrafo, cuando él le estiró un cartón de señalización de equipaje, ella se acercó a él y leyó su nombre en la identificación que llevaba prendida a su uniforme, sonriente le escribió "To Víctor, with love".

Cálida se despidió de "Cosas", luego por la parte exterior del aeropuerto se dirigió a la sala VIP. Nos quedamos observándola, Angelina Jolie una mujer que no tiene miedo de ser la vampiresa más admirada de Hollywood, en persona, es exactamente lo que los norteamericanos llaman una "easy going", una mujer de sencillez encantadora.

Laura López.

 

“Soy mucho más salvaje que antes. Soy más sexual y mucho más peligrosa cuando tengo que pelear por algo en lo que creo”

Fabián W. Waintal

¿Hollywood sin Angelina Jolie? Parece imposible, pero es verdad. En una íntima entrevista, Angelina en persona nos comentó sobre la decisión que tomará dentro de poco, para dedicarle más tiempo a su vida personal.

Contemplando semejante futuro, la encontramos en el balcón del tercer piso del Park Hyatt Hotel, con un lujoso paisaje del centro de Beverly Hills que tanto la extrañará cuando Angelina vuelva a la casa que construyó para su hijo adoptivo Maddox, en medio de la selva de Camboya. Jeans, cabello recogido y sin maquillaje dan señales de la sincera charla donde también habló del papel que más le interesa interpretar: el de madre.

—¿Le gusta ocultar ciertos aspectos de su vida en una entrevista?

—Soy extremadamente honesta y trato de serlo todo el tiempo. No tengo nada que ocultar y muchas veces espero que las preguntas sean más directas, para contestar la verdad. Todo pasa más rápido así.

—¿Nunca miente?

—No me gusta vivir con una mentira, porque tarde o temprano va a salir la verdad y tendré que afrontarla. Es como si alguien te pregunta “¿Te gusta cómo cocino?” Y cuando le contestas que sí, después te toca comer por mucho tiempo algo que en verdad no te gustaba.

—¿La mejor cualidad que la describe?

—Que puedo llegar a luchar hasta la muerte por un extraño.

—El póster de la película Taking lives sólo muestra sus labios y la gente igual la reconoce. ¿No le sorprende que su boca sea tan famosa?

—(Riéndose) Mi hijo Maddox vio el póster de Taking lives el otro día y se puso muy mal, porque también me reconoció y en la foto parece que me están estrangulando. Con respecto al resto de la gente que me reconoce... ya sé que tengo boca grande, en todo sentido (la risa se convierte en carcajadas)

—En verdad es un elogio, porque es algo que le gusta a la gente.

—Por supuesto que es lindo. Mi madre también tiene labios grandes y es algo que no me gustaba cuando yo era más chica. Pero mamá me calmaba diciéndome que yo iba a crecer más que la boca.

—¿El hecho de ser tan hermosa y que la señalen como un símbolo sexual le exige trabajar más duro para demostrar que también es buena como actriz?

—La verdad, no le presto tanta atención a Hollywood o mi carrera. Sólo salgo a filmar las películas que más me gustan y vuelvo a mi hijo. Por supuesto que aprecio que tengo trabajo como actriz, pero siempre trabajé duro. No trabajo más duro porque tenga que probar nada.

—¿Pero aprecia que la destaquen como símbolo sexual?

—Por supuesto que aprecio cualquier elogio, especialmente si me dicen que soy sexy o hermosa.

—¿Y usted qué ve cuando se para frente al espejo?

—La verdad... Veo a una madre.

—¿Ahora que es madre se volvió más conservadora?

—No. Soy mucho más salvaje que antes. Soy más sexual y mucho más peligrosa cuando tengo que pelear por algo en lo que creo. Antes era una chica perdida que no tenía sentido de las cosas y era más juguetona o tonta.

—¿Y no le da miedo vivir, sola, con su hijo en Camboya?

—No. No me da miedo. Mis miedos pasan por otros temas, soy realista sobre ciertas cosas, como cuando viajo a ciertos países donde la gente no quiere que yo esté o la gente es agresiva. No me quiero meter en peleas ni quiero que me rompan el pasaporte. Y en Camboya, si estoy en la selva, no quiero encontrarme con un tigre o pisar una mina. Pero tomo mis precauciones. La vida no es tan aterradora.

—¿Le resulta todo más fácil ahora que su hijo tiene 2 años?

—Va creciendo y hay cosas más excitantes. Ahora ya podemos hablar y salir juntos. Es mi noviecito. Es divertido. Tiene 2 años y medio pero es muy independiente. Yo me divierto viéndolo también.

—¿Cómo recuerda aquel primer día en que le trajeron a su bebé adoptado?

—Antes de que viniera a casa, estaba aterrorizada. Y después... ahí estaba yo, con un bebé en brazos, en una casa que había alquilado, en medio de África... El resto fue todo muy natural. Él me enseñó a ser madre.

—¿Lo más difícil que haya tenido que afrontar como madre?

—Me siento frustrada con la educación de mi hijo porque no sé si va a poder aprender lo apropiado sobre Vietnam y Camboya. Todavía no sé cómo voy a afrontar ese tema con él.

—¿Planea adoptar más hijos?

—Sí. Me gustaría tener muchos hijos. Pero veré, tendré uno por vez, para ver cuántos puedo balancear. Porque es mucho trabajo y planeo tomármelo en serio, trabajando menos. Por eso quiero descansar de la actuación.

DESDE LA CUNA

Siendo la hija de los actores Jon Voight y Marcheline Bertrand, además de tener como padrinos a Jacqueline Bisset y Maximilian Schell, Angelina Jolie conoció el fabuloso mundo de Hollywood desde la cuna.

Con una belleza remarcable que hace honor al nombre Jolie (“linda” en francés), fue modelo profesional en Londres y Nueva York, aunque también estudió actuación en el prestigioso Instituto de Lee Strasberg y se graduó en cine en la Universidad de Nueva York.

Famosa por sus tatuajes, todavía conserva la letra “H” que se puso cuando salía con el ex novio Timothy Huton, pero ya no lleva el nombre de Billy Bob en el brazo. En cambio guarda la tatuada frase de Tennesse Williams “Una plegaria por el salvaje corazón atrapado en jaulas”, además de lucir en la espalda el tatuaje que le dedicó al hijo Maddox (2) que había adoptado en Camboya, con Billy Bob Thornton.

SEIS EN UN AÑO

La actriz ha protagonizado seis películas en un año. Primero, protagoniza el thriller Taking lives como un agente del FBI que ayuda a la policía canadiense para atrapar un asesino serial. Con Gwyneth Paltrow y Jude Law, la veremos en la película de ciencia ficción Sky Captain and the world of tomorrow. En Mr. and Mrs. Smith aparecerá casada con Brad Pitt. Es la voz del personaje Lola del dibujo animado Shark tale e interpretará dos reinas diferentes, una emperatriz rusa en Love and honor, y Olympias, madre de Alejandro Magno en Alexander.

 

 

Angelina Jolie ve a "Lara Croft" como modelo a imitar

La ganadora del premio de la Academia Angelina Jolie está orgullosa de encarnar a la heroína de acción Lara Croft en la pantalla grande y cree que el personaje es un modelo para imitar basado en la realidad.

Jolie repite su papel en "Lara Croft Tomb Raider: The Cradle of Life", que se estrena en Estados Unidos el viernes, de una educada aunque espectacularmente atlética y atractiva aventurera británica.

La ganadora del Oscar en el 2000 por su papel de reparto en "Inocencia interrumpida", dijo que Lara Croft no tiene que ser un "anti-hombre", para ser una mujer fuerte.

"Ella es muy sexy y muy sensual pero no usa (esos atributos) para ganar", dijo Jolie a Reuters en una entrevista reciente.

"Ella es lo suficientemente fuerte. Y creo que es muy completa como mujer, porque es una dama y es inteligente pero también puede ensuciarse y alocarse. Creo que tiene una combinación agradable de la mayoría de las mujeres que conozco".

Croft también tiene habilidades de artes marciales, una extraordinaria puntería, cientos de dispositivos electrónicos, mucho coraje y un arsenal ilimitado que despertaría la envidia de los países pequeños.

Filmado en escenarios que van desde Gales a Grecia, Kenya y Hong Kong, el filme cuenta la historia de la caza de un tesoro que se convierte en una misión para salvar al mundo de un maligno científico ganador del Nobel.

Las escenas de acción y extensión del filme superan a la primera película "Tomb Raider" en el 2001, que registró una taquilla mundial de casi 300 millones de dólares.

Croft salta con garrocha desde un techo para treparse a un helicóptero, hace un escape lanzándose de cabeza amarrada a una cuerda de salvamento desde un acantilado y ejecuta una caída libre desde el piso 84 de un rascacielos aún no terminado en Hong Kong.

TRABAJOS ACROBATICOS

Para tener éxito en las acrobacias requeridas en el papel, Jolie se sumergió en un entrenamiento serio, entre ellos gimnasia, levantamiento de pesas, salto de altura con cuerda elástica, motociclismo, kick boxing, artes marciales y manejo de armas.

"Hubo unos meses realmente duros de entrenamiento para aprender estas nuevas habilidades, y muchos rasguños y caídas", afirmó la estrella de 28 de años. "Pero es genial. Es una gran excusa para estar en forma".

Más allá de las exigencias físicas, el director del filme Jan De Bont se sintió muy orgulloso por la actuación de Jolie.

"Pienso que lo que la hace tan especial es que es una actriz muy audaz", afirmó el cineasta holandés, cuyos anteriores créditos incluyen las películas "Alta velocidad" y "Tornado".

"Casi siempre cuando una actriz participa en una película de acción piensan que es relativamente fácil y muy mecánico. La verdad es que es muy difícil, más difícil que un drama".

"Cuando se tiene una escena dramática alrededor de una mesa es muy relajante, pero si se está colgado cabeza abajo y se tienen que hacer cosas no es tan fácil".


Fuente: Soloellas

 

 

El cine salvaje de Angelina Jolie


Hija del reconocido actor Jon Voight, nacida y criada en Los Angeles, California, el cine nunca le ha sido un arte extraño y mucho menos desconocido para Angelina Jolie. Con 26 años recién cumplidos, esta chica de labios exuberantes, cuerpo atlético y un carácter descarrilado, asume con responsabilidad todo lo que dice. Una muestra de esto último son las reveladoras declaraciones que hizo recientemente a la versión alemana de Playboy, revista a la que confió que en su adolescencia tuvo experiencias sadomasoquistas. Eso sin contar sus andanzas lésbicas durante los salvajes años de su adolescencia.

Pero esa era una época de frustraciones e infelicidades, de acuerdo a las declaraciones que ofrecía en la entrevista. Ser hija de Jon no fue precisamente lo que le motivó incursionar en el cine, y para que no hubiera duda de su capacidad histriónica, nunca ha utilizado el apellido de su padre como pretexto para que se le abrieran las puertas de la industria del entretenimiento cinematográfico. Aunque a los 16 años decide iniciar sus estudios de teatro en el Lee Strasberg Theatre Institute, hacer películas estaba fuera de sus planes inmediatos.

Su rebeldía muchos se la atribuyen a su paso por el mundo de la moda. Trabajó profesionalmente como modelo en Nueva York, Los Angeles y Londres. También participó en varios videoclips para grupos reconocidos como Meatloaf, Lenny Kravitz y The Lemonhead.

La sexy Angelina Jolie debuta en el cine en 1982, con la película Lookin’ to Get Out, en la que su padre también actúa y es coautor del guión. Con una tímida participación, después de haber actuado en cinco realizaciones estudiantiles de la mano de su inseparable hermano James Haven, arranca su ascendente carrera cinematográfica que con apenas 25 años es premiada por la Academia de Hollywood con el Oscar por su destacada interpretación en Inocencia interrumpida.

En 1993, lo que fue la única y prolongada pausa en su carrera, once años después, la popular actriz acepta el papel de Casella “Cash” Reese, en la película de ficción Cyborg 2, dirigida por Michael Schroeder. Mientras robada Hackers, otro título de corte juvenil sobre piratas informáticos dirigido por Iain Softley, Angelina conoce a Jonny Lee Miller, quien luego se convertirá en su primer esposo. Pero ya casados, Miller no aguanta mucho al lado de esta rebelde sin causa que el día de su boda vestía con pantalones de piel negra y una camiseta blanca en la que escribió el nombre de su novio con su propia sangre. Este se marchó y hasta el sol de hoy no se han vuelto a ver la cara.

Angelina continuaba disfrutando de la vida a su antojo. Se afeitaba el pelo, y cuando decidía tener cabello largo, se lo tenía de colores extravagantes y luminosos. Ese era su carácter: “¿Terapia? No la necesito. Los personajes que interpreto son mi terapia”, pensaba en ese entonces.

Los problemas de salud y su ruptura con Miller no le afectaron para nada su vida profesional. Por lo menos eso revela la cantidad de películas que filmaba cada año. En 1996 actúa en tres películas insignificantes y con un contenido muy parecido a su estilo de vida de la época como son Foxfire (de Annette Haywood-Carter), Love Is All There Is (de Renée Taylor y Joseph Mologna) y Mojave Moon, esta última dirigida por Kevin Dowling.

Al año siguiente, Angelina hace un par de películas para la televisión: True Women y George Wallace, dirigida en la segunda por John Frankenheimer. Para ese mismo medio, en 1998 filma Gia, un trabajo que le significó varios premios.

Esta aficionada a los tatuajes sigue realizando una serie de películas ligeras, dirigidas y actuadas por personas no tan reconocidas, salvo algunas excepciones. En esta categoría entran Hell’s Kitchen y Playing by Heart, ambas de 1998. Sin embargo, el nombre de Angelina Jolie ya era conocido por muchos, tanto por su trabajo cinematográfico como por su estilo y forma de ser, que ya reflejaba cambios sustanciales en su personalidad.

En 1999, durante el rodaje de Pushing Tin, el nuevo rostro del cine “salvaje” norteamericano conoce al que es en la actualidad su esposo, el actor Billy Bob Thornton, de quien a propósito acaba de declarar que si lo encuentra con otra “agarro un bate de béisbol y se lo rompo encima”. Pushing Tin es una comedia dirigida por el inglés Mike Newell (primer realizador de renombre con el que trabaja), en la que Angelina además de Thornton también comparte escenario con Cate Blanchett y John Cusack.

Lo demás es historia conocida por todos. La vida le sonríe a esta joven que lleva en su cuerpo el tatuaje de un dragón chino, dos símbolos hindúes, el término que utilizan los japoneses para designar la muerte y la frase latina dibujada en su estómago que reza “Quod me nutrit me destruit”.

Después del fracaso crítico y comercial de The Bone Collector (El coleccionista de huesos), que protagoniza al lado de Denzel Washington, para completar lo que fue un año casi perfecto, Angelina Jolie filma “Girl, Interrupted”, una historia basada en el libro de Susanna Kaysen en el que esta narra su experiencia vivida en un manicomio donde compartió con otras chicas que sufrían la enfermedad bautizada como “trastorno Borderline de la personalidad”.

Su actuación en la película dirigida por James Mangold le valió un merecido Oscar que además la consagró como una actriz con talento para interpretar cualquier personaje a la altura de los grandes que han pasado por la industria. Luego vino Gone in Sixty Seconds, un remake de acción en el que Angelina Jolie hace pareja con el famoso Nicholas Cage. Otra historia salvaje que se adapta a la emblemática figura de esta mujer tan peculiar que cuida la colección de cuchillos que guarda con recelo en su residencia.

Hacer películas es lo que sabe hacer y lo que le reporta muy buen dinero. Por eso se ha tomado el trabajo en serio. Así lo demostró cuando tuvo que someterse a un estricto entrenamiento físico y alimentarse con dietas especiales para poder moldear la figura anatómica “perfecta” para parecerse a Lara Croft, personaje virtual del videojuego Tomb Raider, adaptado para el cine por Simon West (Con Air). “En mi primera semana de rodaje dejé el cigarrillo, alcohol y el pan, lo que combiné con un fuerte trabajo de pesas. Al final, sí me sentí como una mujer”, manifestó Jolie durante una entrevista al diario Daily Mail de Londres.

En pocas semanas, Tomb Raider se convirtió en Estados Unidos en la primera película número uno en taquillas, protagoniza por Jolie. Un respiro para la Paramount Pictures después del fracaso económico de Streetfighter y Super Mario Bros, dos producciones provenientes del fantástico mundo de los videojuegos.

Angelina Jolie está en su mejor momento, y así lo confirma la industria hollywoodense que esperaba con anhelo el primer éxito comercial de esta chica que sin lugar a dudas, después de Tomb Raider, se ha convertido en uno de los nuevos rostros que necesitaba el cine comercial norteamericano.

Máximo Jiménez


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com